Una supuesta disputa laboral termina con un tiroteo y nueve muertos en Conneticut