Sin el gobierno catalán y sorteando el boicot independentista, así han arrancado los Premios Princesa de Girona