Bromistas tocan los timbres de un edificio y salen corriendo