El viento en Tarragona deja balcones desprendidos y árboles por los suelos