El verano ya está aquí: Las temperaturas se disparan