La única mujer entre los fugitivos más buscados, ante las cámaras