El turismo se resiente en Cataluña por los últimos acontecimientos en Barcelona