Un trabajador del aeropuerto de Honolulu tira las maletas de los pasajeros