Un total de 21.000 inmigrantes llegan a las costas españolas en siete meses