Los titiriteros recurren la prisión y defienden que se trataba de una "sátira humorística"