Científicos alertan: La tinta de los tatuajes puede afectar al sistema inmunológico