El temporal obliga a evacuar a cientos de personas en la costa oeste de EEUU