El frío y la nieve llegan para quedarse