168.000 euros de indemnización tras perder los dos testículos