El terremoto de Nueva Zelanda destruye parte de la famosa Roca del elefante