Así viven los temporeros: al día, sin garantías y donde pueden