El temporal de lluvia y viento satura los servicios de emergencias