Las temperaturas bajan en la mitad norte de la Península mientras suben en la mitad sur