Los tatuajes con henna pueden dejar cicatrices y marcas permanentes