Así truncaron el robo de su joyería