Bate de béisbol en mano, quienes intentaron asaltarles acabaron huyendo despavoridos