El feliz rescate de Xisco Gràcia, tres días después