Con 72 años, sobrevive nueve días en el territorio salvaje de Arizona