La generosidad de sus alumnos emociona a un profesor en Brasil