La primera víctima de violencia machista de 2019 deja en shock a los vecinos de Laredo