Así sobrevivió mi hija, que nació con 650 gramos de peso