La policía trata de reconstruir el crimen de Susqueda en presencia de Magentí