Una increíble granizada cubre de blanco la playa de Fuengirola