La 'plantà' de más de 700 'ninots' da paso a los días grandes de la fiesta