El espectáculo de los petardos se puede convertir en una tragedia