Dos personas, que iban sin sujeción, salen despedidas en un brutal accidente en China