Los pasajeros del metro de Barcelona sufren retrasos y averías