Un padre halla a sus tres hijos muertos en su casa de París