Una oveja australiana supera el récord mundial con 42,3 kilos de lana