Oposiciones, el método de selección de personal más cuestionado