La operación bikini no es tan necesaria como tú crees