Un okupa aterroriza a los vecinos con dos perros peligrosos