Este joven se saca (literalmente) los ojos