La nieve permite esquiar en pleno Bilbao