Los narcos del Estrecho, ¿están diversificando el negocio?