Cada vez más mujeres deciden hacerse autónomas creando sus propias empresas