La mosso de la comisaría de Cornellá que abatió al atacante, más afectada por lo sucedido