Estábamos equivocados, el Apocalipsis no será tal y como pensábamos