Diez de los mejores windsurfistas participan en la competición más dura