El marido de Romina sostiene que la encontró muerta y, asustado, arrojó su cuerpo al mar