El miembro de La Manada detenido en Sevilla arrolló con un coche a dos guardias de seguridad