Desperdicios y suciedad tras el macrobotellón de Arquitectura en la Complutense