El luchador recibe una desagradable sorpresa en pleno combate