Vende todo a un euro en su mercería porque le tocó el Gordo y va a dejar de trabajar