El frío y la lluvia no impiden la Cremá, el fin de fiesta de las Fallas